Urdu (Reto RAE)

Cuando el gigante despierta,
ella, un rostro ya cansado,
se ciñe un mandil de protesta,
que no suma ni resta,
empero quisiera dormir.

Él no entiende de lisonjas,
ni de flores o presentes,
ni tampoco, y fue promesa,
de asentar un cobijo de papel.

Cuando el gigante despierta,
ella, un cuerpo añoso,
que no aprenderá ya ni urdu ni euskera,
llora, porque morirse,
para ella quisiera.

Gloria sin supervivientes.

Anmarí D’aro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: