Carta de amor (de nos y otros)

En esta ciudad, siendo el mes en curso de este año, el día en que escribo esta carta, de verdad, no importa.

Mi amado maestro:

Tan solo unas cuantas líneas para hacerte partícipe de una de mis muchas elucubraciones, que como ya sabes, no son pocas.

¿Te has parado a pensar qué significa la palabra nosotros? ¿Cuándo nosotros adquiere el verdadero y pleno significado?

Nosotros: De nos y otros.

Pronombre personal, primera persona, masculino y femenino, plural.

Forma que, en nominativo o precedida de preposición, designa a las personas que hablan o escriben.

Hasta aquí todo claro. Nosotros.

Te has dado cuenta entonces que, nosotros, tú y yo, ya somos otros nosotros y que, siendo un nosotros puro no dejamos de serlo de una forma deliciosa, aún no siendo un nosotros absoluto.

Somos un nosotros-hijos, ya que no dejamos de atender a nuestros padres. Somos un nosotros-padres, ¿quién a caso va por delante de ellos? Somos un nosotros-amigos, nosotros-compañeros, nosotros-conocidos…

Quizá te parezca todo esto un verdadero absurdo, una idea baladí sin pies ni cabeza, pero, es la forma más auténtica que conozco de decirte sin decirlo que te…

Tuya, Margarita

BAILAR

La desidia repta por espacios secos
y mata la ilusión infante
que un día nos hizo sonreír.

No hay escudo que nos defienda del sueño
que se traga, sin contemplaciones, la esperanza.

¡Pero en mi interior sé que no he olvidado bailar…, Bailar!

Àngels Orad

8 de març

Digues que no quan vulguis dir que no!
No és fàcil, però tampoc impossible.
Lluita! 💜
Parla! 💜
Crida! 💜
Tant de bo arribi el dia en què el vuit de març sigui tan sols un dia més del mes. 💪🏻😍

Àngels Orad 💜

SI LO LEÍDO ES BUENO

Para que tú estés bien
voy a regalarte siempre la razón.
Yo no la necesito.
¿Qué hago con ella si, dándomela, haces ver que antes era tuya?
No hay nada de ti
que quiera
si antes he de pedírtelo;
ni una caricia,
ni un beso,
ni un abrazo.
Nada.
Cuando estés en el vedado, ya lejos de mí,
tú… debuta libre,
que yo siempre fui de leer,
y en este goce solitario, si lo leído es bueno,
el tiempo carece de importancia.
A tu vuelta si ya duermo, hidalgo, despiértame que tendrás besos y abrazos
y no habrás de mendigarlos;
porque… ¿acaso lo hiciste alguna vez?

Anmarí D’aro
Àngels Orad

Un aborto lento

El desaliento es inasequible al luchador,
al poeta y al devoto.

Pero a veces todos los días son lunes.

El desaliento se nutre entonces de historias pobres y restos pútridos… Antes de nacer se apellidaba ganas.

Cuando debuta, el desaliento, se perpetúa en las paredes-vasija
y huye de toda muestra de amor.

¡Ay, Señor!, quién pudiera matarlo antes de nacer sin ser pecado,
cerrándole la boca a fuego y atándole bien las manos.

Un aborto al desaliento, pide el poeta,
o al menos…
Un aborto lento.

Àngels Orad
Anmarí D’aro

TENGO MIEDO

Tengo miedo.
Miedo de alguna gente;
de esa casta inconsciente que atraviesa muros vedados.
Del cigarro libre.
De la nieve que se vuelve títere y de sus tristes acólitos.
Tengo miedo de las canciones que no suenan,
de las fotografías rotas,
de las oraciones cortas,
de los libros quemados,
del espacio insuficiente
y de un médico que no llama.Anmarí D'aro

MILES DE FLORES

He pensado en tus manos y me han brotado hojas.
Una dulce humedad se ha adueñado de las paredes
y he cambiado de estación.
Miles de flores, como guirnaldas protagonistas de un árbol infinito,
han ido recorriendo mi cuerpo,
y la arena, que tenía acumulada en el centro del desierto,
ha desaparecido.

Àngels

YA NO NIEVA

Hoy desde el balcón,
donde el sol ha vuelto a secar la ropa,
he pensado en ti
y en todos los besos que nos damos que, como gotas de un deshielo eterno,
me han vuelto a calar.
Quisiera quedarme quieta
y contigo.
Quisiera no saber usar la mascarilla ni tener el alma enlutada por los que se van,
ser tan solo un ojo que escucha y boca que ve,
pero ya no nieva
y la poca nieve, que queda a la orilla del camino,
hay quien dice que se pudre.
Me apoyo en la barandilla
sujeta-suspiros y me digo:
¡ojalá la vida sigua dándome besos que roban el aire!,
que a mí, la nieve que se pudre en la orilla del camino me da igual
que, como una falsa amistad, ya se esfumará.

Anmarí D’aro

PUTEROS

Sin puteros* no habría putas.
Putero: adj. malson. Dicho de un hombre: Que mantiene relaciones sexuales con prostitutas.

PUTEROS

Cuando oigas fluir estupideces de la tragadera de los osados, huye.
Cuando veas que algunos gachós tratan a las féminas como cuarto y mitad, planta cara.
En los espíritus bellos
no hay cabida para la desvergüenza,
ni el ludibrio;
de los graduados en ellas, huye.
Luego van justificándose mezclando burlas con veras,
y mientras protegen solo a las de su estirpe, las bocas azules de otras van plagando la tierra.
¡Vergüenza!

*(También podemos incluir en el grupo de los puteros a los que pasan vídeos pornográficos en sus redes sociales, haciendo un flaco favor a las mujeres y potenciando su esclavitud).

Anmarí D’aro

EL MEJOR REGALO (#cuentosdeNavidad)

Meditaba cuando el timbre de casa hizo que diera un respingo. Era la tarde del veinticuatro de diciembre. No abrí. Me quité los pantuflos y con muchísimo cuidado me acerqué a la puerta. A través de la mirilla, vi a mis padres.

–¡Cabezotas!

Volvieron a tocar el timbre. Escuché que mi madre iba a telefonearme y corrí a coger el móvil y a ponerlo en silencio.

–¿Dónde estará tu hija? le decía mi madre a mi padre ,¿tú crees que es normal que quiera estar sola esta noche? Y encima no está en casa. No me coge el teléfono.

–Cariño, tu hija es una mujer responsable, vayámonos a casa y a las nueve le hacemos la videoconferencia como hemos quedado con ella y cenamos los tres igualmente juntos.

Cuando oí que el ascensor se cerraba, las lágrimas corrían por mis mejillas como nunca. Mi primera Nochebuena sola. Cogí aire tan profundamente como lo permitieron mis pulmones y traté de relajarme.

Hago bien, hago bien, me repetí una y mil veces.

Mañana tengo de nuevo turno de doce horas en el hospital.

Algún día mis padres comprenderán que, no visitarlos durante la pandemia, es el mejor regalo que puedo hacerles por Navidad. Todo el año es Navidad.

Àngels Orad

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar