Alien.

-Papá, ¿los aliens qué comen?
-¿Quieres dejar de decir imbecilidades, Marián?
-¡Papá, es importante!
-Importante y narices, pon la mesa que es hora de comer, los aliens no existen.
-Sí que existen, necesito saber qué comen.
-No te quiero oír, haz lo que te he mandado y punto.
La niña enfureció, fue tornándose viscosa, corpulenta, al mismo tiempo, su boca se agrandó del tamaño de una marmita de hotel, y colocándose delante de su padre, se lo comió.
Volvió a la mesa y anotó en el cuaderno de ciencias: los aliens existen y comen padres que dicen mentiras.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: