BAILAR

La desidia repta por espacios secos
y mata la ilusión infante
que un día nos hizo sonreír.

No hay escudo que nos defienda del sueño
que se traga, sin contemplaciones, la esperanza.

¡Pero en mi interior sé que no he olvidado bailar…, Bailar!

Àngels Orad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: