YA NO NIEVA

Hoy desde el balcón,
donde el sol ha vuelto a secar la ropa,
he pensado en ti
y en todos los besos que nos damos que, como gotas de un deshielo eterno,
me han vuelto a calar.
Quisiera quedarme quieta
y contigo.
Quisiera no saber usar la mascarilla ni tener el alma enlutada por los que se van,
ser tan solo un ojo que escucha y boca que ve,
pero ya no nieva
y la poca nieve, que queda a la orilla del camino,
hay quien dice que se pudre.
Me apoyo en la barandilla
sujeta-suspiros y me digo:
¡ojalá la vida sigua dándome besos que roban el aire!,
que a mí, la nieve que se pudre en la orilla del camino me da igual
que, como una falsa amistad, ya se esfumará.

Anmarí D’aro

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: