NA-VIDA-D

Amar la poca poesía
que mi madre entiende
y recordar, con ella,
poemas inmortales.
No hacernos falta
la biblia de las palabras
para descifrarlos.

Cada año, y van
cincuenta y dos,
esperando juntas
al renacuajo que hoy
nace sin pan bajo el brazo,
sin embargo,
por la arrogancia del gusarapo,
lo festejaremos esta noche
cada una por su lado.

¡No desesperes!
Y regálame un dibujo, madre,
que ya sabes que no busco regalos,
solo abrazos
y que,
debajo de esa mascarilla que tanto te asfixia,
tu boca pequeña, con mis ocurrencias, sonría
y que tus ojos, empañados,
me chiven que es verdad
que lo has logrado.

Anmarí D’aro

2 comentarios sobre “NA-VIDA-D

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: