#historiasrurales Camino a la cima

Si enmudezco camino a la cima,
y aún cuando escucho tu llamado,
persisto queda,
¡silénciate!,
mira los pinos negros,
los piñoneros, las sabinas y
los robles,
no hay árboles más puros,
mira el romero, el tomillo, la lavanda que perfuman nuestro encuentro,
y a esos buitres que ya deben intuir porque no hablo.
¡Ven, enmudece conmigo!,
que tu voz se separe de ti
y de quienquiera que venga detrás.
¿No ves que en tus montes
nacen poemas?,
los he escrito al amor,
a la distancia, a la rabia,
a Dios,
pero a nadie le he escrito como a ti.
A nadie le voy a escribir como a ti.
Debí haberte conocido antes,
y debí haberte escrito solo a ti,
porque nadie mereció antes que lo hiciera,
porque en ti no hallo queja.

Àngels Orad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: