Resbala como un sapenco

La mediocridad cree manejar la escopeta de las letras
y nunca da el blanco apropiado.
Resbala como un sapenco agonizante que intenta dejar atrás su concha yendo en busca de un ansiado sol.
Me siento asqueada ante la necedad humana
que arroja sin parar y sin rumbo improperios,
como aerolitos el espacio a la tierra,
como el incívico las mascarillas al mar.
Ante los rostros patibularios, yo, sigo creyendo en Dios.

Àngels Orad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: