Ayer se secó el zarzal

Ayer se secó el zarzal y a mi pesar llegó el otoño.
Cuestas altas, altos
cerros,
coquetas sabinas y verdes pinos.
Ayer se secó el zarzal y a mi pesar llegó el otoño.
Pedanía que despiertas sin reloj ni campana
y que tímida me acoges
y ya no te soy extraña.
¡Ay tierra preciosa!,
verde y silenciosa sin igual,
nada alborota tus noches
si no es de Consuelo,
el can.
Ayer se secó el zarzal y a mi pesar llegó el otoño.

Àngels Orad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: