Yerbabuena

Mi boca que no calla
y dice lo que piensa,
a veces de mujer
a ratos niña buena,
se curva hacia las nubes
cuando siente que la observas.

Sublimo tu perfume
apenas sin distancia,
y mi boca, que no habla,
busca la tuya dejándose poseer,
ambrosía, yerbabuena, miel,
así, saben los besos de tu querer.

Orad. Derechos reservados 🔏

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: