Mimo

Como un mimo despiertas mi afecto,
y así, sin hablar,
me seduces con caricias repuntadas en la piel.
¡Ay!, bendito amor que nadas en aguas de equilibrio y de respeto,
y haces brillar de dicha mis ojos.
Sigue mudo
y, con muecas,
comparte gálibo.

Àngels Orad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: