Porche

Lejos de ser Penélope,
en el porche que da sol a nuestros recuerdos,
allí,
recreándome entre letras,
te aguardo.
Si decides verme,
cuando vayas llegando
y créeme,
hasta mí
el camino es largo,
imagíname como a Clara,
mujer de tiempo moderno,
que, como principio básico de individualidad,
solo aspira a no perder su libertad.
Al llegar, verás que puedo ser Eva entre tus brazos,
porque mi carne,
caliente como un beso
y salva de rutina,
aplastará sus prejuicios,
y, zafándose de algodones,
te amará.

Àngels Orad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: