¿ Qué hay, amor, entre la vida y la muerte? (Homenaje a Gioconda Belli)

Arropada con el taladro de secadores,
de risas forzadas
y de un si Dios quiere,
invento un silencio
y escribo.

Mi guerra,
indomable serpiente desbocada, harta,
se agota en el calor de la tarde y a ratos llora.

¡Ay, maldito verdugo que pisas las sombras,
que cierras mis ojos
y me subyugas al pasado!
¡Quién pudiese lavar tu dolor!
¡Quién aprendiese la enseñanza!

Y mientras soy mojada por un rocío fijador,
me maquillo la sonrisa;
salgo a la calle y pienso:
¿Qué hay, amor,
entre la vida y la muerte?
Dímelo, que hoy…
solo tengo llanto.

Anmarí D’aro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: