ESPERAN DESCANSO

Y a golpe de fusil levantaron cercas,
y alimentando recelos entre hermanos,
dejaban los lechos sin dueño,
las casas sin puertas
y la fe olvidada.

Atrás quedó la paz,
el odio enfrente;
y en los muros, levantados con sangre,
se instauró la vergüenza eterna,
donde no pasa el tiempo
y siguen los daños,
porque los cuerpos de los nuestros,
aún esperan honra y descanso.

Anmarí D’aro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: