Chanchito.

Todo está como siempre,
la lluvia en el cristal,
la cortina corrida,
la cama desecha.
La alcancía de chanchito rota
y las monedas en el suelo.
Un sueño evaporado
de vecinos ciegos.
¿Dónde se quedaron los proyectos?
La dama huye en cuanto se espeja,
ningún galán entendió su tormenta.
Silba un tren en la estación.
Silencio.
Se aleja vestida de verde
buscando el olvido
o la evidencia.

Àngels Orad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: