Oboe.

Aguarda en la estación
a aquel a quien quiere
una muchacha bonita.
Afuera llueve.

Tiene fe en que llegue
con un beso en los labios
y el mundo en los brazos.
Afuera llueve.

En su cabeza suena un oboe
anunciando que viene
aquel que promete;
no tiene paraguas,
ni recelos, ni miedo.
Afuera llueve.

Sin tormentos, sin rival,
la espera, en silencio,
marcea de nuevo;
la muchacha bonita
se viste de flores.
Afuera llueve.

Primavera en invierno
y saltan al vacío.
Son, más o menos, las seis
y afuera llueve.

Orad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: