Ni una menos.

¿Qué falla? ¿Por qué hay malvados qué se creen que somos de su propiedad?
Cuando una relación se acaba no hay culpables; deberían quedar tan solo dos personas que no congeniaron. El resultado jamás debería ser un asesino y otra mujer muerta. Por ella (Sagrario) y por las que se fueron, no dejemos de pintarnos los labios.
👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄👄

NI UNA MENOS.

Pinta tu hermosa sonrisa,
barre el miedo de ayer
y no aguantes sus peros encima,
hay rosas blancas por doquier.

La rabia y el llanto
a pocos irás soterrando,
desgraciado él, que por satán,
olvidarás sin eximir.

Esperada hazaña será
no sentir pena,
aunque ahora camines
encima de cristales rotos
y te bañes en locura hiriente,
respira, no estás sola.

No obedezcas a nadie ni a nada.
No lo esperes, ni a él, ni al timbre.
No lo veas.
No lo oigas.
No lo justifiques.

Respira, no estás sola.
Pinta tus labios.
Grita, ni una menos.

Anmarí D’aro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: