Otoño.

En la tarde que triunfa el otoño
calmada su imagen me llega
y contemplo jugando a espigarse,
a tu más valioso tesoro.

Su risa el alma me llena,
soy dichosa al oírlo feliz,
la vida se torna azulada
¡Ay, amigo!
de tenerlo tan cerca de ti.

Àngels Orad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: