¡Descansemos!

Descansemos, bello,
cierra conmigo a la par
los ojos al clarooscuro atardecer,
deja que nos renueve el sueño.

Atrás quedaron sabinas,
pinos, carrascas y encinas
de un verde excepcional,
que, recién incorporados al día,
fuimos emocionados a visitar.

Recuerdo olivos perfectos,
cabras osadas, que, al vernos escapan,
mantis pequeñas saltando descalzas
y escuchar atentos,
más arriba, en la cima,
con gozo, la paz,
el silencio fue total, y pensé …
¿a quién le puede gustar la ciudad?

Silencio,
silencio roto tan solo por besos,
por caricias sentidas.
Nos miramos,
no hizo falta hablar,
y contemplamos felices
a seis buitres volar.

Ahora descansemos.

Anmarí D’aro.

Derechos reservados.

Un comentario sobre “¡Descansemos!

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: