Ulular

Anocheces cansada,
y tu voz no me llega.

Su maldad sigilosa
turba tu mente,
acrecenta desdichas,
ulula en el frente
y te juzga sin fe.

Aléjate del mal sino.
Abrígate en lo divino.
Perdona y olvida,
comienza, preciosa,
de nuevo…el camino.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: