Morocho

Gozo leyendo poemas,
más quiero aprender
a mirarte a los ojos
y, en una hoja en blanco,
mi sentimientos perpetuar.

Son muchos los poetas leídos,
algunos son de ahora,
manidos de casta y gusto,
y otros, maestros de sabiduría eterna,
que ya dormían antes de que yo naciera.

Con todo lo que aprenda,
querido morocho,
algún día antes de ver amanecer
el poema más bello,
si Dios quiere,
para tí declamaré.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: