Irenismo

Con rachas de viento
empieza a menguar la tarde,
y tímidamente escondida
entre el amor y la amistad,
espero a que te decidas
a contarme la verdad.

La siesta fue larga,
y el sueño caduco,
pero ahora, en plena sierra,
espero impaciente
saber de dónde viene
ese malestar latente.

Sufro tanto con verte disgustado,
sea o no sea conmigo,
que rompería mis versos,
en pos del irenismo,
si de las dudas y pesares
ahora mismo te sacase.

Descansa en confianza
entre mis brazos que te estrechan
que yo lo haré en los tuyos,
y tendremos la potestad
de ser capaces de resolver
cualquier cosa juntos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: