Aprendiz

Metido entre algodones
debería ponerte
porque esa pícara osadía,
que atesoras en derroche,
camufla, en ocasiones,
que dejamos hace años
la adorada juventud.

Pero estos consejos
para mí también valdrían,
porque he llegado a pensar
que ni tú eres aprendiz,
ni yo estoy doctorada
en arduas hazañas,
como desandar corriendo
a estas edades
caminos y senderos,
a miles… a cientos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: